Los Payasos de Hospital visitaron a Juan Carlos Arcando

0
7

El vicegobernador, Juan Carlos Arcando, recibió este mediodía a integrantes de la Fundación Hagamos sonreír a Río Grande y al titular de la revista Sonrisas de Ushuaia, Vicente Durvall. En la entrevista, una continuación de similar reunión que se celebró en la ciudad norte, los payasos de hospital destacaron el trabajo parlamentario en la sanción de la Ley provincial Nº 1207 – Poder Ejecutivo Provincial – Salud pública – Incorporación de la labor del payaso de hospital. También comunicaron el trabajo en la redacción del decreto reglamentario de la Ley que fue promulgada el 10 de enero pasado.

En diálogo con Prensa Legislativa, María Marcela Gómez, titular de la fundación riograndense, informó que junto a integrantes del Ejecutivo fueguino – Fiscalización Sanitaria- trabajaron en el texto de la reglamentación de la norma sancionada en diciembre de 2017. En la oportunidad, detallaron las distintas actividades que realizan. “Estamos llevando nuestra tarea solidaria a todas las provincias de la República Argentina. El Gobierno nos acompaña en todas las instancias”, dijo la profesional.

“Junto a Fiscalización Sanitaria estuvimos trabajando en la reglamentación y está concluido el trabajo y esperar a que se implemente la normativa”.

Gómez dijo que su tarea será llegar “a todos los centros de salud y hospitales –como hasta ahora- y nos estamos abriendo a hogares de ancianos y todo lo que tenga que ver con salud y donde nos llame la alegría”. Del encuentro también participaron el doctor Alejandro Aucar y Cristalda, payasos de hospital de Casilda (Santa Fe), que van a completar el equipo de trabajo en Tierra del Fuego.

Consultada sobre la implementación en Ushuaia, Gómez dijo que en al ciudad trabaja la asociación Sonrisas congeladas a la cabeza de Gonzalo Montiel. “trabajamos en conjunto sobre la redacción de la Ley y su reglamentación. Somos un equipo”, sostuvo esta tarde.

Sobre la reacción de los vecinos y pacientes ante su función social, dijo que “es muy cariñosa con nosotros. Vamos a brindar un momento diferente dentro de un espacio hostil y de tristeza. La gente nos espera y nos reciben con cariño. Preguntan por nosotros” y entendió que eso simboliza “el objetivo cumplido”.

“La risa libera endorfinas, que es la hormona de la felicidad” y entendió que es muy importante generar un espacio distendido y alegre. También sostuvo que los profesionales médicos reciben con aliento a los payasos de hospital. “La función tiene que ser como al de un pediatra o un oftalmólogo, tiene que estar”, aclaró.

Gómez informó que, cada vez que el servicio de terapia intensiva del hospital Nuestra Señora de la Candelaria de Río Grande, necesita del trabajo de estos profesionales, “siempre estamos ahí. Nosotros vamos todos los sábado”. En oportunidades, los médicos se comunican con la Fundación para la asistencia de “algún paciente en particular, son paya-emergencias”, refirió. Señaló que la tarea del payaso de hospital, “es muy importante para el paciente, porque le satisface las emociones”.

¿Cómo nació la Ley?

El origen de la ley se remonta a octubre de 2016, por una iniciativa particular de Gonzalo Montiel, titular de Sonrisas Congeladas. Con posterioridad el Parlamento dio origen al asunto Nº 396/16. El texto propuesto fue girado a la Comisión de Salud Nº 5 y un año después, obtuvo dictamen favorable de ese espacio. Su sanción se produjo en la sesión de diciembre de 2017.

En la Argentina, solo cuatro provincias han regulado el trabajo de los payasos de hospital, “una es la nuestra. Es un honor”, dijo María Marcela Gómez.

“El Payaso de Hospital es una persona que se especializa en el arte clown y recursos expresivos, dedicado a la difícil tarea de hacer reír dentro de los sucesos de la vida, es un creador, un provocador de emociones, y sobre todo y

Fundamentalmente de risa. El payaso nos hace reír, sentir y reflexionar con su visión del mundo y sus intentos de posarse por encima de sus fracasos. El clown es por decirlo de alguna manera, el niño que todos llevamos dentro, que no tiene obstáculos, que disfruta jugando y que quiere ser como los demás, como los adultos, aunque nunca pueda conseguirlo, es humilde y valiente. Un payaso no es un actor, un payaso es un payaso”, manifestó el payaso de hospital, en 2016.

¿Qué alcances tiene la figura del payaso de hospital?

Las tareas de Payaso de Hospital estarán normadas en el decreto reglamentario, ya que la Ley fue promulgada recientemente y cuenta con 90 días para ese acto reglamentario.

En la Ley, se especifica que es el Ministerio de Salud de Tierra del Fuego quien determina “los requisitos y condiciones que rijan la actividad de los Payasos de Hospital para el desarrollo de sus tareas, arbitrará los medios para cubrir necesidades de formación, promoción y capacitación profesional en primeros auxilios, bioseguridad, psicología emocional y los seguros que correspondan”.

También, en el texto de la Ley provincial 1.207 dice, en el tercer artículo, que para desempeñarse en la actividad, se debe contar con “educación primaria completa; ser mayor de dieciocho años; certificado de reincidencia con resultado negativo respecto de antecedentes por delitos de carácter doloso; aptitud psicofísica para la tarea acreditada mediante certificado médico expedido por organismo público de salud; y libreta sanitaria”.

Para más información acceda al texto de la Ley sancionada.

Dejanos tu comentario