“EN NUESTRA ÉPOCA JUGÁBAMOS ARRIBA DE LAS PIEDRAS Y HOY TENEMOS ESTO, ES UN ORGULLO PARA EL FÚTBOL DE RÍO GRANDE”

0
21

 

Durante la tarde del viernes se dejó inaugurada la cancha de césped sintético
del Centro Deportivo Municipal, junto con las obras de remodelación y puesta
en valor del predio. Del acto y la celebración participaron dirigentes del fútbol
local que se mostraron emocionados por la envergadura de la infraestructura y

lo que simboliza a nivel deportivo y social.

Américo Martínez, presidente de la Liga de Fútbol AFA Río Grande, relató que “desde
el año ’80 que vivo acá en Río Grande, jugaba al fútbol como muchos de los
compañeros y esto era piedra y nada más, en un momento tuvo pasto natural pero no
se hizo el cuidado correspondiente y el mantenimiento y se perdió, ahora una emoción
muy grande y muy ilusionado con que esto lo cuide la gente, porque depende de eso
para que perdure en el tiempo”.
Además, anticipó que la cancha “tiene la medida reglamentaria y estamos haciendo
los contactos necesarios para traer a jugar una selección de AFA, aunque sea juvenil
para que haga un encuentro con alguna selección de acá local”.
En este sentido, contó que mañana ya se estarán disputando los partidos enmarcados
en el torneo local y que “el año que viene se hará el Torneo Federal Amateur que
organiza la AFA con los equipos de la Patagonia”.
Por otro lado, el reconocido referente del legendario Club San Martín, José Cárdenas,
mejor conocido como ‘El Chepo’, se mostró emocionado y contó que “tengo 82 años,
soy de Río Grande, la cancha es muy hermosa, nosotros jugamos en una cancha de
piedras con nieve, con hielo, con alpargatas o las zapatillas ‘Flecha’”.

“En el Club San Martín estoy desde los 14 años, toda una vida”, añadió y recordó que
“el club tiene 83 años, es el más viejo de la ciudad”. “Es la primera vez que se ve en la
ciudad una cancha así, estoy muy emocionado”, finalizó.
Asimismo, José Loncon, vicepresidente del Club O’higgins, narró: “en el club estoy
desde hace 57 años, llegué a los 16 y jugué hasta los 33, después me dediqué a
trabajar con los pibes y en la comisión”.
“Como ciudadano y fanático del fútbol me siento orgulloso de que tengamos este
campo de juego, cuando en nuestra época jugábamos arriba de las piedras y hoy
tenemos esto y es un orgullo para el fútbol de Río Grande, ojalá lo sepan cuidar”,
concluyó.

Dejanos tu comentario